31/8/16

¿Perros sueltos en los parques? Normativa

Se está planteando en algunas ordenanzas municipales el crear corralitos vallados para soltar allí a los animales de compañía, por lo general perros, mientras que muchas otras personas creemos que esos espacios son un lugar sucio, generan muchos conflictos entre los animales y sus dueños y no sirven para el cometido que se crean pues no los utilizan muchas personas.

Por otra parte en algunas ciudades se permite que los animales estén sueltos en determinadas horas en ciertos parques y con arreglo a unas normas de convivencia muy lógicas, siempre controlados por los dueños, que son los únicos responsables. DEko la ordenanzas actuales del Ayuntamiento de Zaragoza, al respecto.

----------------------

Art. 19. Presencia de animales domésticos en la vía pública y en los espacios públicos.

  • 1. Las personas propietarias o poseedoras de los animales domésticos tienen que evitar en todo momento que estos causen daños o ensucien los espacios públicos. En especial, se tienen que cumplir las siguientes conductas:
    • a) Está prohibida la entrada de animales en los parques infantiles o jardines de uso exclusivo por parte de los niños.
    • b) Se tienen que recoger las deyecciones de los mismos, debiendo depositarse en las papeleras o preferentemente en los contenedores dispuestos a tal fin.
  • 2. En caso de incumplimiento de lo que dispone el apartado anterior, los agentes de la autoridad municipal podrán requerir al propietario o propietaria o al poseedor del animal doméstico para que proceda a la limpieza del elementos afectados.
  • 3. Está prohibido soltar a los animales por los parques, excepto en las zonas habilitadas al efecto.El Ayuntamiento habilitará para los animales de compañía espacios reservados suficientes para el esparcimiento, socialización y realización de sus necesidades fisiológicas en correctas condiciones de higiene. Estos espacios tendrán que garantizar la seguridad de los animales y de las personas, así como prevenir también la huida o pérdidas de los animales. Las personas poseedoras tendrán que vigilar sus animales y evitar molestias a las personas y a otros animales que compartan el espacio. Se podrá soltar a los perros en los parques o plazas ajardinadas con superficies continuadas superior a los mil metros cuadrados que por parte del Ayuntamiento se determinen, en el siguiente horario:
    • -De 1 de mayo a 31 de octubre, de 21:00 a 9:00 horas.
    • -De 1 de noviembre a 30 de abril, de 20:00 a 9:00 horas.

Disposición final primera.
- Se modifica el primer párrafo del artículo 7.2 de la Ordenanza de uso de zonas verdes, que queda redactado del siguiente modo: "Los perros deberán ir conducidos por personas y provistos de correa, salvo las excepciones previstas en la Ordenanza de protección, tenencia y venta de animales, y transitarán por las zonas de paseo de los parques, evitando causar molestias a las personas, acercarse a los juegos infantiles, penetrar en las praderas de césped, en los macizos ajardinados, en los estanques o fuentes y espantar a las palomas, pájaros y otras aves".

------------------

Existe una propuesta de modificación del texto anterior, del que dejamos en nuevo texto que hay que negociar para su modificación o no.

PROYECTO CAMBIO: Se modifica el primer párrafo del artículo 7.2 de la Ordenanza de uso de zonas verdes, que queda redactado del siguiente modo:"Los perros deberán ir conducidos por personas y provistos de correa, salvo las excepciones previstas en la Ordenanza de protección, tenencia y venta de animales, y transitarán por las zonas de paseo de los parques, evitando causar molestias a las personas, acercarse a los juegos infantiles, penetrar en las praderas de césped, en los macizos ajardinados, en los estanques o fuentes y espantar a las palomas, pájaros y otras aves".

30/8/16

Caminos del Deseo. Atajos marrones sobre el verde

Los “caminos del deseo” son esas sendas que vamos creando por erosión natural con nuestro paso los ciudadanos sobre las zonas verdes, caminos ajenos al diseño que han creado los urbanistas que distribuyeron las zonas de paso de los parques y zonas verdes sobre un plano, y que al final nos indican con mucho más sentido común, qué caminos son los correctos en un diseño urbano. No siempre son los caminos más cortos, sino muchas veces los más fáciles de cruzar, los que tienen menos pendientes, los que quedan más secos en periodos de lluvias, etc.

Pero si bien podemos ver claramente los caminos del deseo o atajos de los peatones sobre las zonas verdes, pues quedan sin hierba y marrones sobre el verde de la zona, no vemos igual los caminos del deseo de los peatones sobre el asfalto de las calles y los hay, o los caminos del deseo de los ciclistas. E incluso el camino del deseo de los automovilistas.

Los peatones cruzan constantemente entre las calles y a veces no lo hacen por los pasos adecuados e indicados para ello, por lo que los urbanistas deben analizar estos cruces a veces muy peligrosos para valorar sus motivaciones. Evitar los cruces ilegales o por otra parte y si son los lógicos, cambiar la decisión primera y abrirlos al cruce de peatones.

Algo parecido sucede con los ciclistas que no siempre giran donde se les marca, no siempre emplean los carriles bici, optando por otras alternativas. Siempre hay algún motivo de sentido común tras estas decisiones.

En el caso de los coches, literalmente hay que prohibir ciertos usos y abusos. Algunos conductores optan por entrar en zonas de barrio, de calles pequeñas, para evitar semáforos o distancias mayores. Esto son caminos de deseo, pero son deseos que hay que prohibirlos de forma disuasoria, y para ellos las “supermanzanas” urbanas tienen un ejercicio de trabajo lógico muy alto.


Los caminos del deseo sobre zonas verdes, en muchas ciudades, se convierten al final en los únicos caminos utilizados. Incluso en el diseño de zonas verdes realizado por urbanistas más modernos, se deja que sean los propios usos ciudadanos los que creen sus propios caminos de los deseos, que en un posterior mantenimiento se convierten en caminos bien arreglados, cuando ya los ciudadanos de la zona han decidido con su uso y sin tener que responder a ninguna encuesta, qué caminos son los más válidos, lógicos, usados.

29/8/16

Urbanismo verde, para imitar la naturaleza en las ciudades

Zaragoza
El ser humano intenta crear a su alrededor, en las ciudades que crea de nuevo, en los barrios que amplían las ciudades con la calma y la tranquilidad urbana de calidad que se desea y necesita, intenta crear decía, un paisaje y un entorno que le recuerde de alguna forma de donde viene. En algunos barrios de Zaragoza podemos ver este ejemplo con amplias zonas verdes que les recuerde a los vecinos que ellos vienen del somontano, del monte, del campo, de lo verde, de la provincia de Huesca por señalar un ejemplo.

En muchas ciudades esto es imposible, por coste, por diseño, y sobre todo porque en estos años nuevos, prima crear barrios de forma rápida e impersonal. Se crearon en los años del boom de la emigración interior, barrios realmente desastrosos, auténticos enormes dormitorios de cemento que en nada tenían de humanos, de válidos, de ser útiles para vivir en el amplio concepto de la vida de calidad. Tenemos ejemplos en muchas ciudades grandes por todo el mundo.

Zaragoza

El urbanismo en España —y del Mediterráneo— es diferente al de muchos países de Europa. En estos países del Centro o Norte de Europa, se juega más con el espacio ampliando el tamaño de las ciudades, con la horizontalidad en la construcción, con el cuidado privado de las zonas verdes que cada uno tiene cerradas o abiertas, y con una calidad entre media y baja de las zonas públicas. Con barrios homogéneos sin casi comercio ni servicios públicos o privados al servicio de la comunidad, con si acaso calles que sí se dedican al comercio como zonas de centralidad en contraste con muchas calles en donde no se ve absolutamente un solo comercio o servicio.

Lograr que una ciudad sea verde es dar calidad a la ciudad. Pero admitir esto debe ser también admitir el coste de lo que reclamamos. Una ciudad verde es más cara que una ciudad perfectamente asfaltada o encimentada pero gris. Estas ciudades, si son pequeñas y tienen unos alrededores verdes, no necesitan tener verde dentro de sus calles. Pero si son ciudades que las envuelve el desierto o la estepa, disponer de parques o de árboles en sus calles es calidad visual, pero también calidad medio ambiental pues los aires o los microclimas, son diferentes. Un barrio con una gran masa forestal incluso, sabe que dispone de una temperatura diferente incluso en sus edificios, a otro barrio lleno de coches y edificios grises pero sin vegetación.

Parques zoológicos. ¿Cúal es su futuro?

Hay un debate muy serio y complejo —sobre todo desde desde la izquierda social— sobre la existencia misma de los parques zoológicos, pues aunque la sociedad en estos momentos tienen problemas económicos, laborales y sociales muy profundos, todos los temas que tenemos encima de la mesa debemos tratarlos, pues sobre todos ellos hay que tomar decisiones de forma constante y a veces rápida.

En Barcelona y por premura de tiempo en cuanto a inversiones y decisiones sobre el estado de su ya "viejo" parque zoológico, el tema del futuro de estas instalaciones está encima de la mesa con más urgencia que en otras ciudades europeas, pero no es un tema fácil ni claro, al tener diversas posibilidades de actuación y diversas opciones desde la propia ideología progresista y ecologista.   

A/ Cerrar los parques zoológicos
B/ Convertir los zoo en parques de animales en peligro de extinción
C/ Convertir los zoo en parques solo con animales autóctonos de la zona
D/ Tener muy pocos animales en mucho más espacio adaptado a su medio natural
E/ Suprimir grandes mamíferos de los zoo, y especializarse en aves, reptiles y peces

Sin duda el debate sobre el papel de los zoológicos, su inversión y coste de mantenimiento, y su sentido útil, está sobre la mesa, más cuando el último caso de 'culling' en Europa afectó a Barcelona, matando el propio zoo a una cría de gacela por decidir que no había espacio para mantenerla con dignidad. Decisión absurda que también se ha dado en otros zoológicos europeos.

No es lo mismo mantener unas ovejas  de raza autóctono, que tiene un papel pedagógico para los niños y que su comportamiento en un zoo se puede construir para asemejar al de un establo, que meter en un recinto cerrado y escaso de espacio a dos docenas de chimpancés. Si hay duda de estas palabras, con ver a estos últimos unos minutos, se observará la sensación de cárcel, de tristeza, de comportamientos rayando la locura, de sensaciones casi humanas en sus formas de interactuar con su ambiente y con los visitantes. No es lógico mantener grandes mamíferos marinos en espacios pequeños para que salten ante nuestro ojos, cuando esto lo podríamos ver en una película de 3D incluso con más detalle y calidad pedagógica.

Tener elefantes, hipotpótamos, leones o jirafas está bien si su espacio es semejante al que tiene los osos pardos en Cabárceno. Si por coste esto es imposible, la decisión debe ser no tenerlos en una cárcel de un tamaño ilógico para su volumen y necesidad natural. Eso mismo sirve para todos los grandes mamíferos.

Pero es cierto que el papel de los zoológicos es mayor al demostrativo. Se han logrado rescatar animales en peligro de extinción. Tienen un papel pedagógico que no se debe olvidar, como tampoco nos debemos olvidar que un zoo en el siglo XXI no puede ser igual a uno del siglo XIX. En nada, pues las nuevas tecnologías nos permiten muchas funcionen incluso mejores, sin tener a los animales encerrados en un recinto sin condiciones.

El debate está empezando, vamos a asistir al mismo sin la suficiente información, pues los costes de las adaptaciones de los viejos recintos son altas y se van a meter por esa vía gran parte de las posibles decisiones, olvidándonos otra vez de la dignidad de los propios animales. Entre un león o un elefante ya humanizado no se pueden tomar muchas decisiones que sean positivas para él. Excepto dignificar con dinero su estancia entre nosotros, dentro de un zoo muy diferente a los actuales. el resto de opciones pasa por entregarlo a otro zoo, matarlo o llevarlo a la selva o a una reserva natural, que es también matarlo o resolver el problema tapándolo.
   

28/8/16

Parque Venecia. Árboles sin cuidados en Zaragoza

Como muestra de que es muy complicado hacer urbanismo verde sin contar con la economía de los ayuntamientos, el caso de Zaragoza es ejemplar. En los últimos tiempos, ejemplar en negativo por su mal cuidado, y en positivo pues viene a refrendar nuestra idea de que no es posible diseñar verde sin tener en cuenta su coste. En este blog deseamos unas ciudades más verdes, pero insistimos en que los deseos deben convertirse en realidad a costa de mantenimiento. Una escultura es un objeto con pocos cuidados sis e sabe elegir el material. Una zona verde requiere de atenciones municipales que hay que admitir desde el primer día.

En el nuevo barrio de Parque Venecia de Zaragoza donde ya viven más de 3.000 personas, el cuidado de sus árboles deja mucho que desear, dentro de una serie de problemas que no se resuelven bien en las zonas verdes de la capital del Ebro. De los casi 50 árboles que se hay en la nueva calle La Vogalonga, “solo 12 de ellos poseen hojas verdes”. El resto, según el presidente de la Asociación de Vecinos Residencial Parque Venecia, están secos o moribundos, como sucede con los árboles de la cercana calle Teatro La Fenice. Los vecinos denuncian la falta de cuidado de un arbolado que pobló la zona hace aproximadamente cinco años, con la nueva urbanización del barrio Parque Venecia, pero “que no se ha mantenido adecuadamente”.
                                       
En Parque Venecia existe un sistema de riego por goteo que alcanza todos los puntos del barrio, aunque no con la misma intensidad. “Hay agua, porque vemos que la hierba crece, pero encontramos varios lugares en los que, por diferentes motivos, los árboles están secos y dan una imagen lamentable”, cuentan desde la Asociación, que solicitan que esos ejemplares se retiren o se sustituyan por otros si no pueden crecer bien porque hay mucho viento o porque no les llega el agua”.

Además, el representante vecinal añade que se dan casos de terrenos municipales en las que, sin tener ningún tipo de mantenimiento ni recibir agua, el arbolado crece; mientras que en puntos donde hay un parterre, un árbol y una tubería de riego, el ejemplar se está secando. Esta es una zona muy nueva y los vecinos solicitan por parte de los servicios municipales, un poco de mantenimiento para que todas las zonas verdes estén dignamente cuidadas.    

En el Rincón de Goya (Zaragoza), tenemos un monumento al Ebro

Hay grandes ciudades —aunque sean pequeñas— que conciben su principal zona verde como un museo de esculturas al aire libre siguiendo un discurso casi museístico. Lamentablemente, el Parque José Antonio Labordeta de Zaragoza ha sido más bien, almacén de monumentos y acomodo de diversos bustos y estatuas que no tenían cabida en otro lugar de la ciudad, como la Fuente de Neptuno, la conmemorativa de la Exposición Hispano-Francesa, o el Quiosco de la Música, incapaz hoy de ofrecer el uso de su fin originario por la contaminación acústica de de la zona donde se encuentra.

En el Parque José Antonio Labordeta de Zaragoza se levantó el Rincón de Goya, un gran espacio que seguía la propuesta del paisajista Xavier de Winthuysen de 1924, como ejemplo de lo que se puede y debe realizar en un gran parque, para darle un uso mayor que una zona de recreo pasivo. El edificio central es obra del arquitecto Fernando García Mercadal, que introdujo las entonces revolucionarias ideas racionalistas al Sur de los Pirineos. El proyecto (1926) es un hito de la arquitectura racionalista, siendo el primer edificio proyectado siguiendo las propuestas de Le Corbussier, fue ciertamente revolucionario, tanto formalmente (una propuesta racionalista cuando triunfaba el historicismo o el modernismo en Aragón), como conceptualmente (siendo precursor de las “casas de cultura” francesas). Frente a una escultura, el Rincón de Goya sería un museo dentro del Parque, una biblioteca y una sala de exposiciones consagradas al arte. Jamás lo fue.

El Rincón de Goya no ha sido ni entendido ni valorado nunca por Zaragoza. La prensa del momento llegó a afirmar que: “lo ideal es que el edificio desaparezca o se deje de ver entre la hojarasca del bosque”. Aún hoy, lejos de la concepción primigenia, alberga un colegio y sólo sería catalogado como Bien de Interés Cultural hasta el 23 de enero de 2003, más de 75 años después de construido.

En esa zona encontramos el “Monumento al Origen”, concebido para la orilla del Río Ebro, del que parecería emerger (pues carece de pedestal), la imagen de una mujer destinada a rememorar el pasado ibérico de la Ciudad. No fuimos capaces de encontrarle un sitio lógico en las orillas del río Ebro y hoy está erigido en el Rincón de Goya, fuera el entorno para el que fue concebido y en un lugar que nada tiene que ver con lo que representa, ni con la figura de Goya, ni con la concepción del conjunto arquitectónico que lo recuerda.

La obra, desconocida para buena parte de la ciudadanía, fue realizada en 1984 por distintos escultores de la Asociación Pablo Gargallo (Isabel Queralt, Gregorio Millas, Alberto Pagnussat, Pilar Pérez Subías, Fernanda Sanz Revilla,…), asociación que realizó diferentes obras urbanas a lo largo de los años ochenta. Una propuesta más de la ebullición cultural que en tantos aspectos vivió Zaragoza en los años ochenta del siglo pasado, hoy dormida como gran ciudad, aunque sea una ciudad grande.

Se trata de una escultura realizada en piedra de la Puebla de Albortón que representa una cabeza de mujer de formas ciclópeas que recuerda los modelos de las esculturas ibéricas, en especial la llamada “Dama de Elche”, de allí que también sea conocida como la “Dama Ibérica” o la “Dama de Zaragoza”. Porta las características ruedas que cubren las orejas, de origen jónico, que portaban las mujeres íberas, como atestigua Artemidoro de Éfeso y repite las facciones propias de las esculturas ibéricas, influidas por las primeras esculturas griegas.

Una escultura contemporánea de formas arcaizantes, que representa nuestro origen, y que yace desvalida y olvidada en un rincón de un parque. Toda una metáfora de lo que para la sociedad aragonesa es, a veces, su origen.

Jorge Marqueta Escuer.

27/8/16

Parque Olof Palme. Usera, Madrid. España

En el barrio de Usera de Madrid está el Parque de Olof Palme, un clásico ejemplo de lo que debe ser un pequeño parque público de Distrito, aunque muy cerca tengan otro mucho más grande —el parque Campolongo, del que hablaremos en otra entrada—, lo que no es habitual en muchas ciudades, tener dos parques tan cercanos entre ellos. Parque situado entre dos barrios para dar servicio a los ciudadanos de Usera, Zofío e incluso Opañel.


Pero no siempre fue el Olof Palme un modelo de parque, sino muy al contrario, un modelo de lo que nunca debe ser una zona verde. Un lugar de descuido, de botellón constante y de prácticas no recomendables. En su construcción se utilizó un pequeño montículo de la zona, configurando el parque en alto y con un relieve muy bien empleado si se le da el valor de parque, pero con serios inconvenientes si se emplea para otros servicios más escondidos. Para evitarlo sólo se conoce la vigilancia, la limpieza y el mantenimiento.


Hoy, en 2016, es un parque que sobre todo es muy utilizado por familias jóvenes con niños pues dispone de diversos elementos muy utilizados. Bien dotado de mesas y bancos, de juegos, de incluso una zona para hacer patinaje y skate, fuentes y zonas verdes para estar tranquilos y en sombra en los duros veranos de Madrid.


De sus más de 46.000 metros cuadrados, se actuó sobre unos 10.000 hace nueve años, para dignificar la parcela y evitar que aquella zona verde terminara en muy malos usos público. Y se acertó en cambiar parcialmente el diseño de uso, y en dotar de más vigilancia a la zona, a lo que también contribuyó el derribo de algunos edificios conflictivos de calles cercanas.
 


 

26/8/16

Circuitos deportivos para adultos, en los parques de Río de Janeiro

En los parques urbanos de todo el mundo que los puede tener, un concepto que es muy importante es el deporte al aire libre. En estas dos imágenes vemos las calles de Río de Janeiro en Brasil y dos zonas de deportes estáticos para adultos. No solo los niños deben tener sus espacios, que sin duda deben tenerlos, sino que se debe buscar fórmulas para sin hacer una competencia a los gimnasios privados, se puedan hacer ejercicios al aire libre, con circuitos diseñados para ello.
Las imágenes son de El País Semanal.

25/8/16

Parque Aula Aquaciencia. Ferrol. España

El Parque Aquaciencia de Ferrol es un aula didáctica para niños y adultos, donde conocer la naturaleza, sentirse rodeado de muchos pavos y otras aves, y aprender los usos del agua en todas sus posibilidades. El agua es vida desde tiempos prehistóricos, y conocerla es cuidarla y sentirnos todos más responsables de su mantenimiento, pues también el agua es finita. El Concello de Ferrol ha montado este parque de unos 5.000 metros cuadrados para que los colegios y las familias empiecen dando a conocer la importancia dela gua y sus tratamientos a los niños, como la mejor manera de que los adultos también tomen conciencia de esta necesidad.

 
En Aquaciencia se va a jugar y aprender, a sobre todo tomar conciencia jugando, tomando al agua como la protagonista de los juegos. Situado dentro del Parque Reina Sofía, en el centro de Ferrol y muy cerca del puerto, forma en sí mismo otro parque diferente, con otros criterios distintos. De entrada gratuita es un elemento que da calidad al parque grande y tiene hasta 21 máquinas diferentes para entender el aprovechamiento del agua en las diversas necesidades del ser humano.
 
 

Árboles condenados a morir por desidia

Estos árboles son el ejemplo del mal trabajo de mantenimiento de las zonas verdes, que hay que mejorar en los parques urbanos de las grandes ciudades (las pequeñas cuidan más estos problemas). Algo que hay que evitar sumando más cuidado (y más horas totales) de los técnicos municipales o privados que se dedican desde la jardinería a cuidar los árboles de los parques, y que deberían tomar medidas antes de que sea demasiado tarde.

Estos pinos son una pequeña muestra de lo que sucede en muchas ciudades, y ejemplos como estos hay a decenas en cada una de ellas, aunque también hay que reseñar que en algunas ciudades estos problemas se corrigen en cuanto se detectan. 
 
Las ciudades con fuerte viento y en donde los árboles no siempre se plantaron a la profundidad necesaria, son los más proclives a este problema, y al crecer algunos ejemplares se inclinan peligrosamente. Si no se actúa sobre ellos en el momento preciso, con un mantenimiento básico que es colocar unos tutores especiales con una zona de apoyo clavados en el suelo, bien de madera o de hierro, para que el árbol no se siga torciendo, al final el árbol se tala y se dejan las raíces y no se planta nada y queda el testimonio vacío de un mal trabajo en mantenimiento.

24/8/16

Parque de los Sentidos. Marín. España

La Granja de Briz o El Parque de los Sentidos, está situado en la Villa de Marín, a unos diez kilómetros de la ciudad de Pontevedra. Este curioso parque tiene su origen en la antigua Granxa de la Costa de los monjes de Oseira, que en el de año de 1999 fue comprada a la familia Briz por el Ayuntamiento de Marín que la acondicionó para ocio y recreo en el año 2011.
Este parque de cuenta con una zona de aventura, con lagos, toboganes y juegos en la naturaleza, una laguna natural y otra artificial.

La Granja de Briz tiene una superficie de 23.690 metros cuadrados, y dispone de un auditorio al aire libre con un escenario, a manera de bancada perfecta para disfrutar de los conciertos y espectáculos.


La Granja de Briz alberga tres edificaciones. La primera es el chalé principal, construido en los años cuarenta y que acoge diversas oficinas municipales y talleres de empleo. La segunda es “La casa bodega”,  que es una casa tradicional de la zona y la tercera es la denominada “Casa de los caseros”.

Sin duda es un lugar para relajarse y disfrutar —como su nombre indica— con todos los sentidos, el aroma de las azaleas, jazmines y los árboles, el tacto al contactar con las especies naturales que existen, el sonido del agua, o la tranquilidad y sin duda de la vista, pues desde su parte más alta se disfruta de un atardecer, o una vista espectacular de la Villa de Marín.

Dada la cantidad de especies de árboles y de juegos infantiles que tiene este entorno, es ideal para realizar excursiones con niños.




Cerré los ojos e imaginé un lugar mágico
donde era transportado por suaves
aromas de mi tierra,
donde los árboles hablaban

de las sonrisas de los niños,
las aguas susurraban
historias de enamorados y las piedras
escondían el latir de un pueblo.

Abrí los ojos,
y me puse a trabajar en ese sueño.

Te invito a entrar en él
 y disfrutarlo conmigo.

Parque del Respeto en Zaragoza ¿Respeto?

Nos llegan estas imágenes del Parque del Respeto en el barrio del ACTUR de Zaragoza. Y nos piden apoyo a estos editores del blog para cuidar mejor esta zona: más agua, más abono sobre el suelo, poda de las ramas inferiores todas secas, más limpieza, cuidado básico, etc. No nos piden que intentemos cambiar el nombre al parque, pero yo se lo añadiría. Se encuentra enfrente mismo del Pabellón de Aragón de la Expo 2008. Un lugar que creíamos emblemático para Zaragoza. Pero ya vemos que las buenas palabras se las lleva el viento. Lo curioso es que todas estas actuaciones urbanas son casi siempre en su totalidad “mano de obra” algo que por desgracia en España sobra. Tenemos un número de desempleados tremendo, y tenemos trabajo para darles. Y sabemos que si les damos trabajo pagarán impuestos y gastarán, consumirán y pagarán IVA, serán útiles y es posible que más felices.


Un poco más de “respeto” por favor, con todas las zonas verdes. O sin duda, si no somos capaces de arreglarlas con dignidad, no hay que crearlas. En urbanismo como ciencia, se conocen otras alternativas a las zonas verdes para “abaratar” los costes de mantenimiento. Los clásicos “potreros” con canchas deportivas tipo baloncesto de una sola cancha, es un ejemplo a copiar.

Algún día diremos por qué es mejor una cancha de baloncesto con una sola canasta, que con dos canastas, pero eso no toca hoy.
 

El Quesito de Ríos de Aragón. Urbanismo y sociología, de la mano

Las zonas verdes urbanas pueden a veces ser símbolos de un barrio, y por ello tener un valor sentimental y con ello real, mucho mayor que su superficie o su calidad como zona verde. Esto no sólo deben detectarlo los urbanistas y políticos, sino atender las necesidades de los vecinos de la zona, que incluye el trato “diferente” a estas pequeños espacios.

Pocos zaragozanos saben que existe una zona verde en Zaragoza, conocida como “El triángulo o El Quesito” de un especial cariño para sus vecinos. Se encuentra en la Urbanización Ríos de Aragón al final de la Avenida Cataluña que engloba varias calles creadas en los primeros años 80, un espacio verde que no llega a los 250 metros cuadrados de superficie. Está rodeado en la actualidad de un parque bastante grande y del río Gállego, de los que hablaremos en otro momento. Pero este pequeño espacio tiene personalidad propia.

Cuando todo este barrio se creó en un nuevo espacio urbano recuperado a la nada o de la Zaragoza industrial, el famoso “Quesito” fue la única pequeña zona verde que se les entregó a los vecinos de todas estas calles. No existía el parque actual, que vino muchos años después, y aquellos poco más de 250 metros servían de lugar de reuniones, de tertulias, de hogar social.

Han sido varias veces las que los políticos y los técnicos les han (hemos) prometido (sin cumplir) un adecentamiento, pues al crearse el parque se quedó este espacio como estaba, integrado en el parque pero sin arreglar. Los vecinos piden un trato especial para un pequeño espacio, que recuerde su importancia. Una fuente, un tipo de tratamiento que lo diferencie del resto, un pequeño monumento, un tipo de mobiliario urbano distinto, etc. Algo que lo ponga en valor sentimental para todos, incluidos los nuevos vecinos.


Traigo esta pequeñísima zona verde como ejemplo de que los parques, las zonas verdes, el urbanismo, es sobre todo y también sociología. No se entienden las ciudades sin un componente social, psicológico, de convivencia, de sentimientos, incluso de amor hacia el espacio. El valor de cada una de las cosas que configuran nuestra vida urbana no lo marca ni el tamaño ni la importancia que se lo quiera dar desde la artificialidad. Lo marca el sentimiento, las sensaciones, los recuerdos. Y aquí la sociología tiene mucho que decir.

23/8/16

Montecanal se queja del mantenimiento de sus zonas verdes

La Asociación Vecinal Los Sauces del barrio de Montecanal de Zaragoza ha planteado una vez más lo que es uno de los clásicos problemas de aquellas ciudades que planifican mal la creación de barrios nuevos, con un número elevado de zonas verdes que no se planifican desde criterios económicos y ecológicos. Puede sonar feo, muy feo, pero las ciudades no puede tener más zonas verdes que las que pueda o estén dispuestas a cuidar y mantener. Y no se pueden crear zonas verdes en nuevos espacios urbanos que siempre han sido montes desérticos, sin que esto suponga un alto coste de mantenimiento constante. Lo hemos dicho en otras ocasiones, las zonas verdes son caras, y eso hay que asumirlo. Es bueno saberlo y tomar la decisión con responsabilidad. Y si se crean zonas verdes, es obligación que tengan la dignidad urbana mínima cuando menos.
                                       
Desde la Asociaciçon de Vecinos vuelven a denunciar la situación en la que se encuentran las diferentes especies que pueblan los dos lados del largo bulevar y su paseo central del barrio, que también posee más zonas verdes con césped y arbolado. “Hay distintas variedades de coníferas y cipreses con las cortezas amarronadas, sauces que no se repueblan, catalpas que están medio muertas, álamos en los que cada vez se ve menos color verde y plataneros que se van muriendo por falta de agua”, enumera la Asociación.

En realidad nada nuevo que esté sucediendo en muchos otros barrios de Zaragoza o en otras ciudades de España, en un periodo de crisis económica importante. Hay que decidir en qué se gastan los dineros públicos, cuando además no queremos nunca subir los impuestos. La economía es finita, aunque se diga que lo que hay que hacer es gestionar mejor.
                                       
Dicen que en la avenida de la Ilustración que es la principal vía del barrio “prácticamente el 90% de los árboles se encuentran en mal estado, y estamos hablando de cientos de ellos”, dicen los vecinos, y este hecho refleja dejadez, falta de cuidado y de mantenimiento, pues “en el paseo ya no crece nada, el sustrato es muy malo y el arbolado, que no recibe prácticamente agua, está enfermo y se debe reponer”. Desde Los Sauces de Montecanal denuncian igualmente la no renovación de los árboles que se talan en este entorno y apuntan que, en los dos últimos años, se ha llevado a cabo una tala masiva en determinadas zonas del barrio.

Como podemos ver, las clásicas malas actuaciones en jardinería, realizadas sin sentido urbano de análisis real. En un barrio de tierra calcárea se ha plantado un auténtico vergel que sin un mantenimiento intensivo se ha ido poco a poco convirtiendo en un desierto pues la naturaleza es muy sabia. Es posible crear oasis en los desiertos, pero necesitan mucha agua y cuidados, o sólo saldrán arbustos salvajes y palmeras.
           
Además de la repoblación de las especies, entre sus peticiones también contemplan que se aborde el diseño de las zonas verdes y el sistema de riego para ellas. “Se deben plantar árboles que se adapten a las características del terreno y al clima, teniendo en cuenta que estos necesitan un riego diferente al de aspersión, utilizado para el césped”, explican los vecinos.
                           
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...